Размер шрифта:     
Гарнитура:GeorgiaVerdanaArial
Цвет фона:      
Режим чтения: F11  |  Добавить закладку: Ctrl+D
Следующая страница: Ctrl+→  |  Предыдущая страница: Ctrl+←
Показать все книги автора/авторов: Brennan Allison
 

«La presa», Allison Brennan

Иллюстрация к книге

Amigas del FBI, 01

 

TГ­tulo original: The Prey

TraducciГіn de Alberto Magnet

A mi madre.

Siempre tuviste fe en mГ­.

 

Agradecimientos

Nunca habГ­a entendido cabalmente lo que implicaba el proceso de publicaciГіn de un libro. Pensaba que un escritor lo escribГ­a, que un editor lo editaba y corregГ­a y una editorial lo publicaba. Hay un sinfГ­n de editores, correctores, diseГ±adores, publicistas, docenas de personas muy comprometidas con su trabajo que merecen un reconocimiento por su gran labor.

A todos los que intervinieron en la producciГіn de este libro en Ballantine, les agradezco por facilitar al mГЎximo este proceso. Agradezco especialmente a Gina Centrello y Linda Marron, por su entusiasmo; a Charlotte Herscher por estimularme a investigar en profundidad, y a Dana Isaacson por sus excelentes consejos en temas relacionados con el desequilibrio mental.

Wally Lind y Rick Litts, escritores de novelas policiacas, me proporcionaron una ayuda inestimable, y compartieron conmigo sus experiencias, sus conocimientos y su tiempo, sobre todo en lo relativo al sistema penitenciario. Si he cometido errores tГ©cnicos, seguro que no es culpa de ellos.

Trisha, tГє creГ­ste en mГ­ desde el principio. Gracias por ser una verdadera amiga.

Jan, Sharon y Amy, gracias por ser mis primeras lectoras. De no ser por vosotras, jamГЎs habrГ­a acabado este libro.

A Karin, Edie, Barbara, Michelle, Kathia amp; Michele, gracias por vuestro constante apoyo y aliento.

Jamás habría logrado que mi sueño se hiciera realidad sin mi maravillosa agente Kimberly Whalen, que trabajó veinticinco horas al día para ensamblar el conjunto… Gracias por haber apostado por mí.

Y, desde luego, debo dar las gracias a mi marido, Dan, y a mis hijos por haber soportado mis largas sesiones de escritura hasta tarde por la noche, las cenas rГЎpidas y el desorden en casa. Vosotros sois mi motivaciГіn. Os amo.

PrГіlogo

La observГі desde lejos. Objetivamente, como un cientГ­fico contemplarГ­a un microbio interesante. Incluso desde esa distancia, era una mujer atractiva.

Pelo rubio y largo recogido en un moГ±o compacto. Un perfil aristocrГЎtico. Una nariz como un punto pequeГ±o y puntiagudo. Los huesos de la cara podrГ­an parecer rasgos de nobleza, aunque Г©l los consideraba demasiado angulosos. TenГ­a un cuerpo delgado y atlГ©tico, discretamente musculoso. Ni uno solo de sus rasgos era suave.

Excepto los ojos.

Los llevaba ocultos tras unas gafas de sol John Lennon, pero Г©l recordaba que eran del color del mar, del color gris azulado del ocГ©ano AtlГЎntico en un dГ­a despejado. SГ­, tenГ­a unos ojos suaves porque en ellos se adivinaba la emociГіn, y por eso los ocultaba detrГЎs de esas gafas horribles. Ella querГ­a ser tan dura como lo parecГ­a, pero por dentro era suave. DГ©bil. Una mujer.

VerГ­a esos ojos por Гєltima vez en el momento antes de matarla. Se le llenarГ­an de miedo, porque entenderГ­a la verdad. Con el corazГіn latiГ©ndole con fuerza, sintiГі que la sangre se le subГ­a a la cabeza. SГ­, cuando ella entendiera la verdad, Г©l se habrГ­a liberado. SonriГі.

Ella pensaba que Г©l no podГ­a tocarla. ВїAcaso pensaba en Г©l alguna vez? No lo sabГ­a. Pero antes de que acabara el juego, pensarГ­a en Г©l, le tendrГ­a miedo, sentirГ­a la fuerza de su venganza.

Matarla no era el principio y, desde luego, no serГ­a el final. Muchas otras tambiГ©n merecГ­an morir.

Pero la muerte de ella serГ­a la que le procurarГ­a mayor satisfacciГіn.

Mientras la miraba, observГі que vacilaba al abrir la puerta de su Mercedes cupГ© negro y miraba a su alrededor. El corazГіn se le acelerГі ligeramente. ВїAcaso lo presentГ­a? Ella no podГ­a verlo y, en caso de que lo viera, Вїse acordarГ­a? La suya era una cara normal y corriente, la cara de un tipo cualquiera. Ella sabГ­a quГ© era la locura, pero Г©l no estaba loco. SabГ­a quГ© era el terror, pero Г©l no era aterrador. Ahora, no. SabГ­a disimular hГЎbilmente su excitaciГіn, su rabia, su ira.

ВЎEra muy divertido jugar con ella! Una Гєltima mirada. Lo mirГі, aunque no lo veГ­a. Sin embargo, quizГЎs intuyera algo porque subiГі rГЎpidamente al deportivo y lo puso en marcha. Con el corazГіn galopante y los puГ±os apretados, Г©l imaginГі que la agarraba por su cuello largo y delgado y se lo rompГ­a.

No, no le romperГ© el cuello. Demasiado fГЎcil. Demasiado rГЎpido.

Al contrario, la estrangularГ© poco a poco. La ahogarГ©. Me quedarГ© mirando mientras se pone azul. Luego la soltarГ©, que respire un par de veces. Que piense que tiene una posibilidad, que hay una esperanza.

Y luego volverГ© a apretar.


Еще несколько книг в жанре «Триллер»

Born To Be Wild, Catherine Coulter Читать →